Guerrero: Gastronomía, turismo y cultura

“Es buen tiempo para promover Acapulco, para promover Guerrero”, indicó Héctor Astudillo, al inaugurar el segundo Festival Gastronómico Guerrerense 

El gobernador de Guerrero inauguró el Segundo festival Regional del Estado de Guerrero

CIUDAD DE MÉXICO.- La riquísima gastronomía de Guerrero está siendo promovida entre los comensales de la cadena de restaurantes del Grupo Sanborns, con el que se busca impulsar la cocina guerrense así como promover sus destinos turísticos, productos regionales y el gran folkor con que cuenta el estado.

En el Centro Comercial “Plaza Loreto” el gobernador de Guerrero Héctor Astudillo Flores, presidió la inauguración de ésta segunda edición del Festival Regional de Guerrero en Sanborns 2018. Este festival gastronómico y cultural tiene como objetivo promover a el estado de Guerrero, invitando a conocer su hermosa oferta turística, su deliciosa gastronomía y productos hechos por manos mexicanas.

Cabe destacar la enorme importancia que tiene este evento en donde Sanborns Hermanos abre sus puertas para mostrar la gastronomía y la riqueza cultural de Guerrero a todo México. Durante todo el mes de agosto se podrá disfrutar siete platillos típicos de la entidad, entre los que se encuentran aporreadillo, huevo en chile rojo, queso en salsa roja, enchiladas en salsa roja, carne de cerdo en salsa verde, carne de res en mole verde y plato minero.

Este tipo de alianzas entre el Gobierno del Estado de Guerrero y dependencias como la Secretaría de Fomento y Desarrollo Económico, la Secretaría de Cultura permiten la promoción de Guerrero como un destino turístico y completamente seguro, perfecto para vacacionar y compartir.

30% del gasto de turistas internacionales se va a la gastronomía: OMT

La gastronomía permite aprovechar todas las cadenas de valor asociadas con el turismo, por lo que el binomio es inseparable para el desarrollo económico, social y cultural del país: Sectur

La importancia que ha tomado la gastronomía a nivel mundial es indiscutible, destacó el subsecretario de Calidad y Regulación de la Secretaría de Turismo (Sectur), Salvador Sánchez Estrada.

Al encabezar la ceremonia de instalación del Grupo de Trabajo “Política de fomento de la gastronomía” en Coahuila, afirmó que la gastronomía permite aprovechar todas las cadenas de valor asociadas con el turismo, lo cual confirma que este binomio es inseparable para el desarrollo económico, social y cultural del país.

De acuerdo con la Organización Mundial de Turismo (OMT), refirió, 30 por ciento del gasto de los turistas internacionales es destinado a la gastronomía, por lo que el gobierno federal ha impulsado la Política de Fomento a la Gastronomía Nacional con acciones y medidas que rescatan, impulsan, salvaguardan y difunden la gastronomía mexicana.

Con la representación del titular de la Sectur, Enrique de la Madrid, el subsecretario dijo en su mensaje que durante 2016 y 2017 los tres órdenes de gobierno y la iniciativa privada llevaron a cabo más de mil 100 eventos y acciones, de ellas, más de 390 fueron internacionales.

Destacó en un comunicado el programa de financiamiento “Ven a comer” otorgado a través de Nacional Financiera (Nafin), que de enero de 2017 a la fecha ha colocado 714 créditos por un monto de mil 157 millones de pesos a tasas preferenciales, recursos que los pequeños empresarios han invertido en la remodelación de locales, adquisición de activos fijos y operación de restaurantes.

Indicó que el Grupo de Trabajo Estatal de la “Política de fomento de la gastronomía de Coahuila” será presidido por la secretaría de Economía y Turismo estatal y tiene como objetivo sumar los esfuerzos y recursos con que cuenta el estado, así como los que canalizan las dependencias y entidades del gobierno federal.

“Lo anterior, para que todas las acciones que se lleven a cabo en materia gastronómica tengan un mayor impacto y estén encaminadas a su fomento” consideró Sánchez Estrada.

Recordó que derivado del reconocimiento de la Unesco a la cocina tradicional mexicana como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, el gobierno federal adquirió el compromiso para conservar y preservar los tesoros vivientes que resguardan la historia, tradición, secretos culinarios y culturales del país.

Subrayó que la Política de Fomento a la Gastronomía Nacional es la respuesta por parte del gobierno al compromiso en la construcción de acciones y medidas que rescatan, impulsan, salvaguardan y difunden la gastronomía mexicana.

Sánchez Estrada dijo que la Sectur seguirá impulsando acciones que permitan fortalecer la gastronomía mexicana en las dimensiones de calidad, diversidad, originalidad e innovación, con el propósito de convertirla en un importante motor del desarrollo sustentable, generadora de ingresos, empleos y oportunidades de negocios y atraer el turismo internacional e interno.

Vía Notimex

Festival de la Cerveza Artesanal Celaya: Lo que debes saber

El Quinto Festival de la Cerveza Artesanal, se realizará en el Parque Bicentenario, los días 28 y 29 de julio en un horario de 10:00 a 20:00 horas

Los días 28 y 29 de julio, se realizará en el municipio de Celaya, el Quinto Festival de la Cerveza Artesanal.

Dicho evento se efectuará en el Parque Bicentenario de esta municipalidad en un horario de 10:00 a 20:00 horas.

En sus redes sociales, la dependencia municipal señala que los países invitados a este festival de la cerveza artesanal son: Alemania, Polonia y Uruguay.

Dentro del festival podrás encontrar asados, mezcal, vinos, tequila, catas, concurso de cabrito, artesanías, además de actividades artísticas y culturales.

Si quieres conocer a las empresas que participarán, pulsa aquí.

Vía Unión Guanajuato

Chef publica libro de cocina mexicana para franceses

Con el objetivo de “facilitar” cocinar platillos mexicanos a los franceses y dar a conocer la gastronomía mexicana cada vez más de moda en Francia, el cocinero y empresario galo Julien Zattara publicó el libro de recetas “París-México. Ida y vuelta goloso en 50 recetas”.

El libro, de 220 páginas y con fotografías, explica las bases de la cocina mexicana y ofrece numerosas recetas de la cocina tradicional de México, sobre todo de carnes, pero también habla de quesos, salsas, chiles, pescados, pulpos y los inevitables y emblemáticos tacos, quesadillas y burritos.

La publicación tiene sobre todo un objetivo didáctico y tiene como originalidad que propone a los lectores y aficionados a la cocina mexicana ingredientes similares a los originales que pueden ser usados como sustitutivos, debido a la dificultad de encontrarlos en Francia, sobre todos los chiles, explicó.

“El objetivo es que todo el mundo pueda hacer comida mexicana fácilmente y encontrar los productos o cambiar algunos productos parecidos si no los encuentra”, explicó a Notimex Zattara, quien regenta además el restaurante-taquería parisino “Bocamexa”.

Zattara, quien se formó en la prestigiosa escuela del mítico chef francés Paul Bocuse, explicó que su obra no pretende ser el gran libro de referencia de la cocina mexicana sino sobre todo ayudar a aquellos francófonos que quieran practicarla.

En el libro “no hacemos todas las recetas de México. Hay libros súper-específicos para eso. Lo que queremos es democratizar la comida mexicana. La ambición es solo eso. No pretendemos decir que es el gran libro de la cocina mexicana”, puntualizó.

“Hay muchos libros enormes de cocina mexicana y en los que te sientes perdido. Con este rápidamente puedo decir que puedo hacer esa comida. A la gente le gusta como hicimos la simplificación de recetas para que no tengan miedo”, agregó.

Sobre el contenido del libro, Zattara precisó que “son recetas un poco más del norte” de México. “Pero las hay de todos lados y lo hicimos también de street food (comida de calle) porque el objetivo es que la gente lo pueda cocinar. Mucha gente tiene miedo de que sea complicado. Si haces un mole, sí puede serlo, pero hay recetas muy fáciles”, comentó.

Entre las recetas que recoge el libro mencionó dos de pulpo, como salpicón y con chicharrón, así como una de chorizo, otra de pollo pibil y un pastel de elote, entre otras.

El cocinero francés explicó que escribió el libro por el amor que tiene por la cocina mexicana que conoció de la mano de su mujer, una chef regiomontana, especialista en repostería, formada en Francia, y por el interés creciente que hay por la gastronomía mexicana en el país europeo y en todo el mundo.

“Para mí, ahorita es el boom de la cocina mexicana (…) cada vez los franceses quieren cocinar más mexicano. Es la onda del taco”, resaltó Julien Zattara.

Reconoció que la cocina mexicana es de todos modos bastante desconocida en Francia y que sobre ellas existen todavía muchos tópicos como que es siempre picosa.

“Aquí le explicamos que la cocina no tiene porque estar picosa si no quieres, que lo más importante es el sabor”, comentó.

El cocinero y autor del libro ganó recientemente con su equipo del restaurante Bocamexa el concurso al mejor taco de París de la edición de junio de este año del festival de cocina mexicana “Qué gusto”, con un taco de salmón con mayonesa de chipotle.

Contenido publicado por Notimex

En la cocina de Enrique Olvera, el milagro gastronómico de México

  • El chef desentraña los secretos de su cocina y exporta los sabores de su país desde su local en Nueva York

Dice Juan Viloro, en el prólogo del último libro de Enrique Olvera, ‘México, de adentro hacia afuera’, que “México es el único país del mundo cuyo escudo nacional consagra un acto de gastronomía salvaje”. El águila devorando una serpiente tiene unas cuantas interpretaciones simbólicas, de las que no escapa la cosa gastronómica. En el mismo texto, que introduce al fuerte impacto visual que endosan las imágenes y recetas de México, de adentro hacia afuera, (Phaidon, 2015), Viloro desgrana unas cuantas referencias históricas y literarias –desde el Popol Vuh, el libro sagrado de los mayas, hasta Octavio Paz– que obligan a pensar que, en México, con la cocina no se juega: es un asunto crucial para entender la compleja –y tantas veces vapuleada– identidad del país.

A la izquierda, tortillas de maíz nixtamalizado. A la derecha y arriba,
interpretación refinada del chef Roberto Ruíz.

Claro que no es el único país que ha hecho de su cocina una bandera. Francia también ha entonado su Marsellesa entre cacerolas y sartenes y se ha creído el centro culinario del mundo hasta que el mundo le ha demostrado lo contrario. Y no hace mucho que los peruanos vieron en el cebiche, el pisco sour y los buenos modos del chef Gastón Acurio, la oportunidad de recuperar su orgullo nacional.

Pero no todos los países tienen un Enrique Olvera que sea capaz de obrar el milagro. Y no porque sea un genio, o un superhéroe, sino porque es un cocinero lo suficientemente lúcido como para interesarse por lo que le rodea, reflexionar sobre lo que sus paisanos se llevan a la boca e interpretar los sabores de México con un lenguaje cada vez más propio, en el que tradición y vanguardia no se contradicen. Para comprender la visión de Olvera, es preciso hacer hincapié en este último punto. “La vanguardia –afirma el chef– debe estar al servicio de la tradición. No podemos darnos el lujo de congelar nuestra cultura y seguir exponiéndola como pieza de museo; al contrario: debemos ir cambiando y adaptándonos a los nuevos tiempos, esto nos hará transformar nuestras tradiciones en algo nuevo”.

Ahora bien, se preguntará el lector, ¿qué mérito se ha labrado Olvera para atreverse a afirmar tal cosa en un país donde 120 millones de personas continúan prefiriendo el molcajete (el ancestral mortero de piedra volcánica) a la Thermomix? Si bien no tiene el tirón popular que ostenta Acurio en Perú, Enrique Olvera puede considerarse el chef más relevante de México. Sus cuatro décadas de vida le han cundido a Olvera para nacer en el D.F., formarse en el Culinary Institute of America de Nueva York, y abrir, en el año 2000, su propio restaurante en la capital mexicana: Pujol. Donde ha dado rienda suelta a su pasión por la cocina callejera, explorando sabores e ingredientes del México profundo y depurando las técnicas culinarias para perfeccionar platos de aparente sencillez y emocionante complejidad.

La experiencia que supone comer en Pujol no pasó desapercibida, y en 2013 Olvera consiguió situarse en el puesto 17 del ranking de The World’s 50 Best Restaurants, el más respetado de la culinaria planetaria. Hoy, tres años más tarde, ocupa la 16º posición. Entretanto, al chef le ha dado tiempo a poner en marcha otros establecimientos, con propuestas variopintas: Eno –una lonchería gourmet que cuenta ya con tres sucursales en Ciudad de México–, Moxi –en San Miguel de Allende–, Manta –consagrado a los ingredientes marineros, en Los Cabos– y, finalmente, Cosme –inaugurado en el 2014 en Nueva York–. Nunca está de más triunfar en la Gran Manzana, aunque cabe preguntarse hasta qué punto es ‘exportable’ una despensa tan propia y singular.

A la izquierda, ponche mexicano. Al lado, papaya nixtamalizada y yogurt.

Olvera contesta: “La cocina mexicana también es diversidad, fuerza, complejidad, sofisticación; conceptos que se pueden replicar en cualquier lugar del mundo. Nos dimos cuenta con la apertura de Cosme, donde demostramos que es posible ofrecer una experiencia de comida mexicana fuera de México, incluso trabajando con la despensa local”. Valga esto de consuelo a quienes amamos México y sus cocinas, pero vivimos lejos de los sabrosos moles, pozoles, aguachiles y sopes.

Contenido publicado en El Confidencial

El restaurante más hermoso del mundo es mexicano

  • Fue reconocido por la Unesco como el restaurante más hermoso del mundo gracias a su exquisita integración de arquitectura e interiorismo

En mayo pasado la Unesco reconoció al restaurante Ixi’im como el más hermoso del mundo y le otorgó el premio internacional Prix Versailles a lo mejor del diseño y arquitectura de interiores y exteriores en tiendas, hoteles y restaurantes.

Este establecimiento, que forma parte de Chablé Resort & Spa, ubicado en Yucatán, fue diseñado por Paulina Morán a partir de una serie de estructuras independientes del siglo XIX, que formaban parte de una hacienda henequenera.

Conforme un comunicado, concursó con más de 30 países y obtuvo el reconocimiento “gracias a su exquisita integración de arquitectura e interiorismo en un proyecto de excelencia”.

La propuesta gastronómica de Ixi’im fue desarrollada por el chef Jorge Vallejo, quien está al frente de Quintonil, reconocido como el 11 mejor del mundo. Y se caracteriza por su innovación y sencillez, porque “lleva la cocina mexicana a un alto nivel de refinamiento”.

cocina-ixiim-restaurante

Foto: Cortesía

“En Ixi’im usamos técnicas tanto modernas como ancestrales para recrear los sabores tradicionales respetando y resaltando el producto local y honrando sabores que son parte de la idiosincrasia mexicana”, se lee en una descripción en línea.

Además, muchos de los ingredientes que se utilizan en la cocina son cosechados en casa con una técnica de cultivo maya, de forma sustentable y orgánica.

  • ¿Dónde?: Tablaje 642, Chocholá, Yucatán
  • Sabías que: el restaurante cuenta con una exhibición de botellas de tequila, certificada como la más grande del mundo.

cocina-ixiim-restaurante

Foto: Cortesía

Contenido publicado por Gourmet de México

Gírgolas hidratadas en vino blanco con polenta cremosa (Receta)

Las gírgolas, también conocidas como champiñón ostra, son una de las setas más populares que hay. Son muy sabrosas y aportan propiedades de todo tipo.

Conocidos también como champiñón ostra o pleuroto, pero siendo la denominación de gírgola la más habitual de todas, el Pleurotus ostreatus es una de las setas más habituales dentro de la alimentación y la gastronomía que existen. Es que su carne, su sabor y su textura son maravillosas. Pero sus propiedades van más allá de ser un mero alimento.
📌Ingredientes
 
50 g de gírgolas deshidratadas
vino blanco (c/n);
1 cebolla picada;
3 cdas. de aceite de oliva;
sal y pimienta;
1 atado de espárragos;
200 g de tomates cherry;
2 cdas. de azúcar;
1 cda. de vinagre y
1 ramito de tomillo fresco.
 
Para la polenta: usa tu receta preferida agregándole al final 2 o 3 cdas. de queso crema light y 2 cdas. de queso rallado.
 
🥘Preparación: Coloca las gírgolas en un bowl grande, cubrelas totalmente con el vino blanco y dejalas tapadas durante 24 horas en un lugar fresco (no heladera). Sazona la cebolla en el aceite de oliva hasta que esté apenas dorada, agrega las gírgolas y todo el vino y cocina a fuego bajo durante 8′. Condimenta con sal y pimienta y reserva.
 
Lava y pela los espárragos, colocalos en una asadera, rocialos con aceite de oliva y hornealos 10′ a 180ºC. Manten al calor. Dora en una sartén con 1 cda. de aceite de oliva los tomatitos enteros y algunos cortados.
 
Cuando estén cocidos agrega el azúcar, el vinagre y las gírgolas. Calienta y sirve con ramitas de tomillo, la polenta y los espárragos horneados.
  • Contenido nutricional: Sus calorías son prácticamente insignificantes, si contamos que por cada 100 gramos de producto fresco, son unas 25, 30 kcal. Los lípidos, prácticamente inexistentes. Además, son muy ricas en vitaminas del grupo B, también riboflavina, niacina, hierro y más minerales.
  • Ricas en proteínas: Se estima que las gírgolas son más proteicas que el huevo y la leche, ya que aportan entre 3 y 5 gramos de la misma por cada 100 gramos de la seta. Además, al ser ricas en hierro, se transforman en un genial sustituto de la carne. Por otra parte, su textura también invita a usarlas como sustituto de la materia animal en preparaciones de todo tipo (conservas, salsas, etc.). Reúnen, además, nueve de los aminoácidos esenciales para el organismo.
  • Perfectas para depurar: Tienen un alto contenido de fibra, lo cual siempre es bienvenido para el organismo. Aquellos que quieren perder peso o combatir el colesterol, de parabienes. Los que quieren erradicar el estreñimiento de sus vidas, también. A comerlas entonces en cualquiera de sus formatos.
Ya que conoces mejor los beneficios de estas maravillosas setas, no dudes en preparar esta deliciosa receta o simplemente incluir este super alimento en tu dieta.

Los mejores hoteles-burbuja del mundo

Ya sean domos en el desierto o capullos acogedores en la campiña, seleccionamos 10 de los mejores hoteles-burbuja del mundo para que te hospedes.
Glamping, hazte a un lado. Cuando se trata de vivir el mundo natural, los hoteles burbuja son la nueva moda. A diferencia de las casas de campaña y las cabañas, estas burbujas transparentes ofrecen vistas del cielo nocturno y del paisaje circundante sin obstáculo alguno (porque seamos honestos, el techo y las paredes estorban).

Ya sean domos en el desierto o capullos acogedores en la campiña, seleccionamos 10 de los mejores hoteles-burbuja del mundo para que te hospedes:

1. Campera Hotel Burbuja (México)

Aunque yace en el corazón de la zona vinícola mexicana —el exuberante valle de Guadalupe—, Campera no es el típico refugio de zona vinícola.

Campera Hotel Burbuja (México)
Campera Hotel Burbuja (México)  Campera abastece el minibar con vino tinto y blanco local, producto de los viñedos que rodean a las burbujas.  (Foto: Cortesía de Campera Hotel Burbuja)

En vez de habitaciones tradicionales, este hotel ecológico consiste de 10 burbujas climatizadas con camas matrimoniales y baños elegantes.

Pero lo que de verdad vale la pena aquí, desde luego, es el paisaje: oculto en medio de los viñedos, tendrás una vista inolvidable de las estrellas por la noche y un paisaje asombroso del viñedo por la mañana.

Campera Hotel Burbuja; desde 180 dólares por noche.

2. Bubbletent Australia (Australia)

Es difícil encontrar algo más escénico que este retiro australiano, asentado en la cima de una loma con vista al valle Capertee (el segundo cañón más grande del mundo), 200 km al noroeste de Sídney.

Bubbletent Australia
Bubbletent Australia  Oculto en el campo, Bubbletent Australia tiene vista al segundo cañón más grande del mundo.  (Foto: Cortesía de Bubbletent Australia)

Sus tres domos transparentes sellados llevan el nombre de las constelaciones de Leo, Cáncer y Virgo; son impresionantemente lujosos: piensa en tinas con agua calentada con leña, camastros confortables e incluso iPads cargadas con listas de reproducción ideales para ver el atardecer y las estrellas. También hay una cocineta equipada con todo lo necesario para preparar un chocolate caliente y malvaviscos para asar en la fogata al atardecer.

Bubbletent Australia; desde 250 dólares por noche.

3. Finn Lough Bubble Domes (Irlanda del Norte)

Ocultas en las profundidades de los bosques de Irlanda del Norte, estos domos te hacen sentir como si estuvieras en medio de la nada.

Finn Lough's Bubble Domes (Irlanda del Norte)
Finn Lough’s Bubble Domes (Irlanda del Norte)  Ponte cómodo en la cama de cuatro postes hecha a la medida y sírvete un trago un para sumergirte en el cielo desde uno de los domos de Finn Lough.  (Foto: Cortesía de Finn Lough Bubble Domes)

Afortunadamente no es así: los domos son parte del Finn Lough Resort, un centro vacacional equipado con spa, un restaurante de temporada y unos majestuosos chalets estilo nórdico con vista a Lough Erne.

Aunque no son tan acogedores como los chalets, cada uno de los siete domos ofrece todos los lujos de una suite, tales como camas de cuatro postes, albornoz y pantuflas, e incluso una cafetera Nespresso (que necesitarás después de pasar toda la noche admirando las estrellas).

Tarifas en Finn Lough Bubble Domes desde 320 dólares por noche.

4. Aire de Bardenas (España)

Vale la pena ir a Aire de Bardenas tan solo por su impactante telón de fondo: está en el sureste de Navarra, a orillas del Parque Natural Bardenas Reales, bordeado por salientes surrealistas de arenisca por un lado y vastos trigales por el otro.

Aire de Bardenas (España)
Aire de Bardenas (España)  Aire de Bardenas está situado en un trigal cerca del Parque Natural Bardenas Reales, por lo que los huéspedes pueden vivir el desierto español desde la comodidad de su cama.  (Foto: Cortesía de Aire de Bardenas)

En contraste, sus burbujas son elegantes y mesuradas, con una decoración minimalista que permite que el paisaje dramático robe cámara.

Si las burbujas no son tu estilo, no te preocupes. El hotel también ofrece cápsulas prefabricadas de ultralujo y algunas cuentan con tina.
Burbujas en Aire de Bardenas, desde 325 dólares por noche.

5. Attrap’Rêves (Francia)

El lujo y el mundo natural se encuentran en Attrap’Rêves, un hotel-burbuja asentado en un pinar provenzal en la campiña marsellesa.

Attrap'Rêves (Francia)
Attrap’Rêves (Francia)  Attrap’Rêves pone la tierra al alcance de tu mano… o mejor dicho, de tus pies, porque la burbuja tiene un piso único de pasto.  (Foto: Cortesía de Attrap’Rêves)

Sus cinco burbujas de ensueño, creación del diseñador francés Pierre Stephane Dumas, están amuebladas de acuerdo con temas diferentes y ofrecen cómodas camas king-size (refrescantemente grandes).

Aunque parece que cada burbuja está completamente aislada, están a unos pasos del edificio principal del hotel, en donde encontrarás un jacuzzi al aire libre y un restaurante estilo campirano (aunque también puedes cenar en tu burbuja).

Burbujas desde 133 dólares por noche en Attrap’Rêves

6. Ridgeback Lodge Dream Domes (Canadá)

Gracias a sus chimeneas de gas y a su decoración montañesa, estas burbujas podrían ser las más acogedoras del mundo. También son de las más remotas y aisladas, sumergidas en las profundidades de un bosque privado de casi 75 hectáreas en la península de Kingston, en New Brunswick.

Ridgeback Lodge Dream Domes (Canadá)
Ridgeback Lodge Dream Domes (Canadá)  Vuelve a ponerte en contacto con la naturaleza en Ridgeback Lodge; acurrúcate en la cama o sumérgete en la tina privada al aire libre, con agua calentada con leña.  (Foto: Cortesía de Ridgeback Lodge)

Como si la soledad y la atmósfera rústica no bastaran, cada burbuja cuenta con su propia tina japonesa al aire libre con agua calentada con leña, perfecta para un baño nocturno (y para tomar fotos de envidia para Instagram).

Ridgeback Lodge Dream Domes; desde 120 dólares por noche.

7. Buubble: El hotel de cinco millones de estrellas (Islandia)

¿Por qué internarte en el bosque para ver las luces del norte cuando puedes verlas desde la comodidad y la calidez de tu propia cama?

Buubble (Islandia)
Buubble (Islandia)  Los huéspedes del llamado “hotel de los cinco millones de estrellas” pueden dormir bajo un manto de estrellas en el bosque islandés, gracias a Buuble.  (Foto: Cortesía de Buubble)

Las cinco burbujas muy cálidas y acogedoras de Buubble están inmersas en las profundidades de un bosque denso, a dos horas de Reikiavik, y ofrecen uno de los mejores lugares para ver la aurora boreal.

El pilón es que por unos 150 dólares más, el hotel te ofrece traslados desde Reikiavik y una excursión escénica por el sur de Islandia antes de que te dejen en tu burbuja para pasar la noche.
Alojamiento en Buubble, desde 327 dólares por noche.

8. Sun City Camp (Jordania)

Inspirados en la taquillera cinta El rescate (The Martian), los 20 domos futuristas de Sun City Camp están enclavados en medio del paisaje extraterrestre del desierto de Wadi Rum, Jordania.

Sun City Camp (Jordania)
Sun City Camp (Jordania)  Gracias al paisaje desértico del color del cobre y a las montañas, parece que las burbujas de Sun City Camp están en otro planeta.  (Foto: Cortesía de Sun City Camp)

Con una superficie de casi 50 metros cuadrados, cada domo climatizado tiene capacidad hasta para cuatro personas —cosa rara en los alojamientos estilo burbuja, que generalmente se construyen para dos— y cuentan con una terraza privada, equipada para asolearse o ver las estrellas.

Dejando a un lado los domos y los paisajes, vale la pena visitar el campamento por sus muchas diversiones, ya sean los paseos en camello o las fogatas nocturnas. Si no lo creen, pregúntenle a Elon Musk.

9. Bubble Lodge (Mauricio)

Mauricio es famoso por sus resorts de playa, pero el Bubble Lodge ciertamente es la forma más original de vivir esta hermosa isla tropical.

Bubble Lodge (Mauricio)
Bubble Lodge (Mauricio)  Asentadas en el borde de un lago volcánico, en la plantación de té de Bois Cheri, estos biodomos transparentes, rodeados de vegetación, son lo más cerca que estarás de la naturaleza.  (Foto: Cortesía de Bubble Lodge)

Asentadas en el borde de un lago volcánico, en la plantación de té de Cois Cheri, estos biodomos transparentes, rodeados de vegetación, son lo más cerca que estarás de la naturaleza.

Son lujosos y sorprendentemente espaciosos; cuentan con un área de descanso, comedor, dormitorio independiente y una deliciosa (y encantadoramente moderna) regadera al aire libre.

Alojamiento en Bubble Lodge, desde 372 dólares por noche.

10. Aurora Bubbles, hoteles Nellim Wilderness (Finlandia)

Las tres burbujas Aurora de Nellim cumplen justamente lo que prometen: vistas excelentes de la aurora boreal (visible en la impresionante cantidad de 200 noches al año en promedio en el norte de Finlandia).

Aurora Bubbles, hoteles Nellim Wilderness (Finlandia)
Aurora Bubbles, hoteles Nellim Wilderness (Finlandia)  Mira cómo bailan las luces del norte sobre tu cabeza en Aurora Bubbles, en la Laponia finlandesa.  (Foto: Cortesía de Nellim Wilderness Hotel)

Aunque son más simples que otros domos (están hechos de madera y Perspex), son excepcionalmente cómodos y están equipados con muchos cojines y cobijas gruesas para que pases la noche bien calientito.

Cada domo tiene vista al lago congelado de Inari, en donde puedes pasear en motonieve antes o después de tu estancia.

Aurora Bubbles, desde 310 dólares por noche.

Contenido publicado en Expansión

Así es la experiencia de cenar en el restaurante más caro del mundo

  • Está en el hotel Hard Rock de Ibiza y su precio ronda algo más 1.600 euros por persona

El restaurante con el menú más caro del mundo. Un espectáculo gastronómico único. Una experiencia no apta ni para todos los gustos ni para todos los bolsillos. Hay muchas formas de definir Sublimotion, un negocio que podría estar perfectamente en Las Vegas, Dubai o Hong Kong pero que nos queda mucho más cerca, en Ibiza. Paco Roncero es el artífice de este proyecto que acaba de arrancar su quinta temporada con una única mesa para sólo 12 comensales y una función cada noche por algo más de 1600 euros por comensal. Y no, no nos hemos pasado de ceros.

Pero más allá de esa cifra superlativa y de todas las dudas –también morales– que despertará entre a quienes esa cantidad les recuerde más a un buen sueldo mensual que al precio de una cena, lo cierto es que no es fácil escribir sobre este restaurante y la experiencia que plantea.

(Tamas Kooning Lansbergen Ibiza / Sublemotion)

Despacharse a base de chistes recurrentes sobre jeques o rusos millonarios sería la opción más sencilla y agradecida. Nunca faltan palmeros para reír la ocurrencia o el despelleje al cocinero nacional que se lanza a una locura como ésta, para luego mirar con curiosidad y admiración a quienes practican el exceso lejos.

¿Hay jeques y rusos entre la clientela? Evidentemente. También muchos famosos. Pero sin duda nos interesa más lo que cuenta el propio Roncero —con quien compartimos mesa en nuestra primera vez en Sublimotion– sobre personas normales y corrientes que ahorran meses o años para vivir esta experiencia.

¿Hay jeques y rusos entre la clientela? Evidentemente. Pero también personas normales que ahorran para vivir la experiencia

¿Es mucho dinero? Para la inmensa mayoría de mortales sí. En Ibiza y en el hotel Hard Rock, la verdad es que no tanto. No es la típica excusa de abogado defensor, es algo de sobra conocido cuando se habla de la isla en verano.

De todos modos traspasamos la puerta casi con tanto escepticismo y dudas como curiosidad. Las cifras siguen dando vueltas en la cabeza frente a la discreta entrada. Se puede comer en muchos y muy buenos restaurantes por ese dinero, pensamos. Y tomando ya los primeros sorbos y bocados de este viaje nos da por calcular cuántos artículos habría que escribir para pagar una cuenta como ésta.

(Tamas Kooning Lansbergen Ibiza / Sublimotion)

Por suerte esta noche no es el caso. Pero la verdad es que esas ideas se van disolviendo según avanza la noche y los platos. Todo está estudiado y calculado al milímetro, como una obra de teatro perfectamente ejecutada en la que la tecnología juega un papel clave. Pero donde, por suerte, la gastronomía no queda arrinconada, aunque le toque compartir protagonismo con todo lo que pasa alrededor.

Eso que posiblemente ofenderá a muchos gastrónomos es lo que se espera en un sitio así, donde se viene no sólo a cenar sino a vivir una experiencia alrededor de la comida. De hecho, así surgió la idea inicial, recuerda el chef: “no sabe igual un plato de gambas en una comida de trabajo que cenando con tu pareja en la playa”. El Taller de Paco Roncero en el Casino fue –y sigue siendo– el punto de partida de la idea, aquí ejecutada en su máximo esplendor y con más espacio y recursos.

Todo está estudiado y calculado al milímetro, como una obra de teatro perfectamente ejecutada en la que la tecnología juega un papel clave

Aquí el contexto, la música, la luz, las proyecciones, los tiempos o los escenarios cambiantes son clave para que se pueda hablar de algo exclusivo, más allá del precio. Experiencias gastronómicas o gastronomía experiencial hay mucha. Posiblemente demasiada. Pero ninguna como la propuesta de Sublimotion.

Desvelar toda la secuencia no tendría mucho sentido, entre otras cosas porque restaría parte de la gracia a los que se hayan planteado darse este capricho alguna vez en su vida. Puede sonar improbable, pero lo cierto es que las reservas de españoles siguen creciendo, apuntan los responsables. ¿Tendrá algo que ver aquella aparición estelar en una final de MasterChef o será cierto eso de que la crisis está pasando?

(Tamas Kooning Lansbergen Ibiza / Sublimotion)

Pero volviendo a la mesa, viajaremos en avión, pasearemos por puestos de comida callejera en Tailandia, habrá algún momento más oscuro y otros de relax mientras un incansable desfile de camareros sigue la coreografía que va marcando la actriz Iris Lezcano, que ejerce de anfitriona.

La buena noticia es que esa elevada dosis de espectáculo no peca de hortera en ningún momento, como podríamos temer. Hay ensaladas colgantes –y deliciosas– guiños viajeros y al cine, palomitas de foie, un cabaret, caviar, alguna que otra máscara… Pero la interacción con el comensal es en todo momento muy correcta y cero intrusiva. Quien decida acabar cantando o bailando se sentirá cómodo, el que sea de un perfil más discreto o tenga la vergüenza ajena a flor de piel disfrutará también sin problemas.

La interacción con el comensal es en todo momento muy correcta y cero intrusiva

Pero la mejor noticia es que en Sublimotion se cena y se bebe muy bien. La generosidad con el Dom Perignon ya justifica por sí sola parte de la factura, pero habría que hacer algo más de caso al tinto del último plato, y también se hecha de menos algo más de producto premium y desnudo. Vale, posiblemente no sea el lugar para hablar de cocina de producto.

En la secuencia hay platos realmente ricos y bien ejecutados (el atún ibérico de Toño Pérez nos traslada a Atrio, el gazpacho cítrico de Dani García, o la secuencia asiática y callejera del propio Roncero), algunos curiosos –el mismísimo David Chang se marca un picnic para Central Park– y otros que, aunque deliciosos y bien traídos darían para otro par de polémicas. ¿Qué hemos dicho de servir comida en zapatos en lugar de platos por mucho que sea un homenaje a Chaplin?

(Tamas Kooning Lansbergen Ibiza / Sublimotion)

Pero se come bien, abundante y, más allá de los lógicos altibajos, el despliegue de cocineros con estrella Michelin que firman el menú de esta nueva temporada y que llega hasta el entrañable postre de Torreblanca conforman un nivel muy alto. Que aquí no se viene sólo a comer, pero qué menos que comer bien.

Sublimación en convertir lo sólido en gaseoso. Y algo de humo hay, claro, como mandan los cánones de un espectáculo único en el mundo. Pero también, y mucho, de sublime y de emoción como sugiere el nombre.

Tarde o temprano el concepto de Sublimotion acabará exportándose a otro lugares, con formatos más o menos adaptados. Y entonces podremos recordar que una noche cenamos allí, en el original. En el restaurante más caro del mundo, sí, pero también en uno de los más divertidos y sorprendentes que hemos pisado nunca.

Contenido publicado por Vanguardia

Martín Repetto, chef de talla mundial cuenta sobre su vida en Rusia

  • Martín Repetto es un chef argentino de talla mundial que ha trabajado en los destinos más exclusivos.

Los últimos años ha trabajado en el lujoso hotel Ukraina de Moscú y en una entrevista al medio La Nación compartió su experiencia sobre todos los aspectos de la vida en Rusia.

El hotel donde trabaja el famoso chef es uno de los siete rascacielos construidos por orden de Iósif Stalin. 

De hecho, el hotel Ukraina, mejor conocido entre los locales como Radisson Royal, será la sede de la FIFA durante el Mundial de Fútbol. Por lo tanto, Martín será el responsable de cocinar para el presidente de la Federación, Gianni Infantino, quien se alojará en otro hotel exclusivo: el Lotte.

“Infantino es muy normal, pide el menú del día, nada raro”, comentó el chef sobre las preferencias culinarias del presidente de la FIFA.

Al hablar sobre la máxima autoridad, pero en esta ocasión de Rusia, Martín Repetto se mostró muy complacido. Según su opinión, Vladímir Putin es la clase de presidente que necesita el pueblo ruso. Lo que es más, el chef afirmó que Argentina necesita un líder como Vladímir Putin.

“Al resto de Europa le jode que Rusia sea una potencia, porque Europa depende de ella. (…) Putin no es un dictador, es un ‘general manager’. Si nosotros tuviéramos un presidente como Putin, seríamos una potencia”, comentó.

El virtuoso de la cocina añadió que Putin ganó a sus contrincantes en las últimas elecciones porque “no tienen proyecto, no tienen nada”. Así, comparó a la oposición rusa con Roberto Pettinato o Elizabeth Vernaci en Argentina.

En cuanto a la vida en Rusia, el chef argentino contó que es una experiencia distinta.

El argentino calificó la vida en Rusia de “súper segura” e incluso dijo que anda por las calles a las 3 o 5 de la noche sin problemas. A pesar de ello, dijo que hay que ser razonable. Incluso dio algunos consejos a los compatriotas que visiten el país eslavo.

“Mis consejos para los argentinos: lleven siempre el pasaporte, todo el tiempo. (…) Si la policía te para, no es como en Argentina. No te hagas el loco, porque si lo hacés, terminás en un camión celular”, aconsejó el chef.

Añadió también que no hay problemas con animar a un equipo de fútbol en un bar, pero no se deben involucrar en peleas, ni enfrentarse a la policía. “No jodas: si no jodés está todo bien”, resumió.

Repetto comentó sobre la situación privilegiada de los argentinos en Rusia, donde aún se acuerdan de las ayuda de Argentina durante la Segunda Guerra Mundial. Incluso afirmó que se les trata mejor a los argentinos en Rusia que en Europa, donde los “juzgan”.

“Sin Rusia en la Segunda Guerra estaríamos hoy todos hablando alemán”, dijo Repetto al comentar el Día de Rusia que se va a celebrar el próximo 12 de junio.

or otro lado, el chef no se mostró tan positivo sobre el fútbol en Rusia, donde “todo es hockey y básquet”. Pero encontró algo positivo en el nivel de juego de los futbolistas rusos.

“Acá, con 30 kilos de más y una rodilla mala, soy una estrella. En Argentina me mandaban a hacer el asado, acá soy Gardel. Tiro caños y sombreritos, y la verdad es que soy de madera”, relató Martín Repetto.

El Mundial de Fútbol 2018 se celebrará en Rusia desde el 14 de junio hasta el 15 de julio. 11 ciudades rusas serán sedes de los partidos.

Contenido publicado en Sputnik